Volkswagen T-Roc: el Golf hecho todocamino

Volkswagen T-Roc: el Golf hecho todocamino

  • El todocamino más pequeño de la marca: 25 cm. más corto que el Tiguan – Con tres motores gasolina y tres diésel y tres diferentes acabados – Tracción delantera o 4Motion y cambio manual o automático DSG

bimotor

De los creadores del Golf ahora llega el T-Roc. Podría ser una manera gráfica, casi cinematográfica, de resumir lo que este cuarto todocamino puede representar para Volkswagen en una porción del mercado de imparable crecimiento que amenaza con absorber todos los segmentos tradicionales.

Los todocamino suponen ya un tercio del total de las ventas en Europa, el 13% del mercado total español y aproximadamente el 40% si nos centramos en el canal de venta a particulares. Por contra, el segmento del Golf ha caído más del 7% en el último año y el del Passat un 14%. Así quizá suceda que, de hablar del “rey Golf” a lo mejor pasamos a hacerlo del nuevo “rey T-Roc”, dado que el volumen de ventas anual mundial para este tipo de coches compactos se incrementará desde unos 6,4 millones hasta unos 10,6 millones durante los próximos diez años según estimaciones de la propia marca.

El nuevo delfín es pues un todocamino compacto de 4,23 cm de largo y 1,99 de ancho. Y como alguno dudará con el Tiguan, recordaremos que éste es 25 cm más largo. Por otro lado, en la gama deja espacio para que por debajo de él se sitúe el T-Cross, que será un derivado del Polo en estilo todocamino que también está oficialmente confirmado (así como uno 100% eléctrico, el I.D. Crozz, en el mercado para 2020).

Elevado

El T-Roc es ocho centímetros más alto que el Golf debido a su carrocería “crossover”, aportando una altura libre al suelo de 16,1 cm. y colocando al conductor a nada menos que 57 cm. por encima de la carretera. Dos datos muy importantes ya que dotan a su conductor de una visibilidad superior, así como de una facilidad para entrar y salir mucho mayor, algo que encanta a la gente digamos “experimentada”, a la que no le gusta que nada -y menos su coche- le recuerde que su agilidad ya no está en sus mejores tiempos. También esa altura le permite gestionar mejor los terrenos rotos, con baches o los caminos de tierra, con roderas y piedras, algo que pudimos comprobar en su presentación.

El nuevo T-Roc tiene enamorado a la marca, que dice de él que es su SUV más emocional. Pero además aporta cosas tan prácticas como el maletero más grande de entre los de su clase con 445 litros (en tracción delantera, 392 litros en 4Motion) que pueden alcanzar los 1.290 litros abatiendo los asientos posteriores (en dos zonas 60/40). Hablando de los asientos posteriores hay que decir que, aunque tiene cinco plazas, la central queda limitada por el elevado túnel de transmisión que impide situar los pies con comodidad.

Seis motores

Ya se puede gestionar su compra en los concesionarios, aunque las primeras unidades llegarán en diciembre. En España no se comercilizará de inicio todo el abanico de trenes de potencia y tracción, una gama que quedará configurada entre final de este año y principios del que viene por seis motorizaciones, tres a gasolina y tres diésel. Las gasolina son un 1.0 TSI DE 115 caballos, un 1.5 TSI de 150 caballos y un 2.0 TSI de 190 caballos. Las diésel son similares con un 1.6 TDI de 115 caballos y dos 2.0 TDI en declinaciones de 150 caballos y 190 caballos. Los dos motores pequeños (115 caballos) van asociados a cambios manuales de seis velocidades con tracción delantera.

Los dos más potentes (190 caballos) montarán obligatoriamente cambios automáticos de doble embrague DSG de siete marchas. Los dos intermedios (150 caballos) pueden contar con ambas cajas en versión de tracción al eje delantero o, si es 4Motion, con caja automática. También habrá tres acabados Advance, Advance Stile y Sport.

De una primera tacada, llegarán sólo tres motorizaciones al mercado español. La primera es la 1.0 TSI Advance de 115 caballos con cambio manual de seis velocidades que costará 23.510 con descuento incluido, mientras la misma motorización pero en acabado Advance Style vale 24.115 euros, ambas con tracción delantera. Finalmente, la diésel 2.0 TDI de 150 caballos con cambio automático DSG, tracción 4Motion y en el acabado Sport, el más alto de gama, que se sitúa en los 34.240 euros. También es posible adquirir una Edición Limitada -150 unidades de las que ya quedan sólo 60- muy equipada, por 39.900 euros con motor a gasolina de 190 caballos, cambio automático y tracción total a través de su web

Completo

Es cierto que sus precios no se encuentran entre los más asequibles en comparación con sus competidores, quedando ligeramente por debajo pero cerca de los Toyota C-HR (híbrido) y Audi Q2 y por encima de los Opel Mokka X, Fiat 500, Nissan Juke, Renault Captur…) pero el coche llega muy equipado desde el acabado de entrada Advance, con sistema de frenado automático de emergencia con detección de peatones, volante multifunción, luces diurnas de LED, lunas traseras tintadas, sistema de alerta por cambio involuntario de carril y sistema de frenada automática tras colisión. A partir de aquí los paquetes de opcionales cuestan 900 euros cada uno y hay siete opciones individuales que se pueden añadir, como por ejemplo el techo panorámico.

En su presentación pudimos probar dos motorizaciones una de 190 caballos a gasolina y dos de 150 caballos una diésel y otra gasolina. Todas contaban con cambio de modo de conducción, sistema muy aconsejable, ya entre sus cuatro modos de conducción -Eco, Confort, Normal, Sport e Individual- se nota mucho el cambio de respuesta del chasis entre el Normal y el Sport, que resulta en una conducción mucho más firme sin balanceos ni cabeceos al atacar rotondas o curvas enlazadas. La respuesta de ambos motores fue magnífica y la comodidad al volante muy elevada. El coche es muy deportivo y tiene mucha personalidad en carretera, en donde destaca por su porte además de por la novedad.

Fuente: El mundo

 

Los comentarios para este Post estan desactivdos.