Dacia Sandero Stepway: muy barato, pero tiene truco

Dacia Sandero Stepway: muy barato, pero tiene truco

El Stepway es una variante del Sandero 2017 que tiene asociado un nivel de equipamiento específico y una carrocería con diversas protecciones de plástico que va 4 cm más alejada del suelo. También tiene dos barras portaequipajes en el techo. Su aspecto puede recordar al de un todoterreno, es un coche sencillo (al igual que el resto de la gama) y está a la venta desde 10 530 euros con un motor de gasolina de 90 CV y sin aire acondicionado de serie (todos los precios). Mide 4,09 metros de longitud, 2 cm más que el Sandero normal.

El Sandero 2017 es una leve actualización del modelo que se empezó a vender en 2013. Los cambios son pequeños y afectan de la misma manera a toda la gama Sandero. En el exterior hay nuevos faros, pilotos y paragolpes. En el interior hay más huecos portaobjetos, se ha cambiado la ubicación de los mandos de los elevalunas, hay nuevas molduras, un nuevo volante, una toma de corriente para las plazas traseras y algunos cambios estéticos que vienen dados por molduras interiores distintas y una tapicería de nuevo diseño.

La tracción es siempre en las ruedas delanteras y la gama de motores está compuesta por uno de gasolina y otro Diesel, ambos sobrealimentados mediante turbocompresor y con una potencia de 90 CV (para la gama Sandero están disponibles, además, uno Diesel de 75 CV y otro de gasolina de 73). Sobre la carrocería del Stepway hay otro nivel de equipamiento denominado Stepway Trotamundos que se diferencia por tener más elementos de serie y opcionales; cuesta desde 11 480 euros.

La mayor altura libre al suelo hace que el Sandero Stepway tenga una buena capacidad para circular por pistas o caminos sin asfaltar que no entrañen mucha dificultad. Además, la posición de conducción alta da una buena visión sobre el resto del tráfico y el acceso al habitáculo puede resultar más sencillo para personas con movilidad reducida que en un Sandero normal o en otro vehículo con carrocería de turismo.

El Sandero, y en mayor medida en la versión Stepway, es un vehículo difícil de comparar con otros coches de tamaño similar porque tiene un precio mucho más bajo y también un planteamiento general más simple que el de la práctica totalidad de sus posibles alternativas. Según para qué usuario, el Stepway podría considerarse como una alternativa de dos grupos de coches cuya longitud está en el entorno de los 4,10 metros de longitud: los que tienen una carrocería de turismo —como el SEAT Ibiza, el Škoda Fabia, el Opel Corsa o el Hyundai i20— o los que tienen carrocería de todoterreno —como el KIA Stonic, el SEAT Arona, el Renault Captur o el Nissan Juke—.

Con respecto a cualquiera de los primeros el Sandero Stepway es notablemente menos costoso y se diferencia por su aspecto de todoterreno; con respecto a los segundos la diferencia de precio se hace muy grande, aunque ninguno de ellos deriva de un modelo con carrocería de turismo, sino que son modelos independientes. El equipamiento de serie y opcional del Sandero es mucho menos abundante que el de cualquiera de los coches mencionados.

Una alternativa similar por concepto es el Hyundai i20 Active que, al igual que le sucede al Sandero Stepway con respecto al Sandero normal, tiene la misma carrocería que un i20, pero más elevada. El i20 Active tiene un motor de gasolina de 100 CV y mucho más equipamiento, pero cuesta 16 315 euros, casi 6000 euros más que el Sandero Stepway con el motor de gasolina de 90 CV .

El Sandero Stepway tiene un habitáculo práctico y espacioso teniendo en cuenta el tamaño de la carrocería. Sale mejor parado en comparación con el grupo de turismos mencionado más arriba que con el de todoterrenos (no deja de tener la misma carrocería y el misma habitáculo que el Sandero normal, que es un turismo). En el interior abundan los plásticos duros y el aspecto es algo anticuado pero en general el conjunto transmite solidez. Damos más información sobre el espacio interior y los elementos de equipamiento en el apartado Impresiones del interior.

Nosotros hemos probado una unidad de Sandero Stepway con el motor de gasolina de 90 CV. La suspensión nos parece destacable porque puede hacer del Stepway un coche muy cómodo en ciertas situaciones pero también contribuye a que sus reacciones sean inseguras en maniobras bruscas. El bajo coste del vehículo se nota en elementos como la insonorización del habitáculo, que es mala.

Fuente: km77

 

 

Los comentarios para este Post estan desactivdos.