Los peligros a los que se enfrenta tu coche ante las heladas invernales

Los peligros a los que se enfrenta tu coche ante las heladas invernales

Si tu coche no duerme en garaje, esto te interesa.

No todos podemos tener nuestro coche en un garaje, y cuando es así soportan las duras inclemencias del invierno.

Debemos atender a una serie de aspectos que nos evitarán posibles averías o sustos. Porque, ¿sabemos cómo afectan las gélidas temperaturas a nuestro coche?

Noticias Bimotor. Heladas

Habitualmente, revisamos amortiguadoresfrenos o batería de nuestro vehículo, pero en invierno, muchos otros componentes sufren al verse sometidos a bajas temperaturas.

A continuación os mostramos las partes del coche que más sufren y los consejos que desde Bimotor os damos para cuidar y tener el coche siempre a punto.

NEUMÁTICOS SIN PRESIÓN

Si no contamos con neumáticos de invierno diseñados para soportar éstas circunstancias, habrá que realizar revisiones periódicas así evitaremos que pierdan presión y un desgaste innecesario e incluso que podamos perder el control del vehículo.

Noticias Bimotor. Neumáticos de invierno

CERRADURA CONGELADA

Hay que prestar atención a la cerradura del coche pues es normal que en noches de helada, nos podamos encontrar alguna mañana con que la cerradura se ha congelado o que los sellos de las puertas han perdido elasticidad, algo natural.

LIMPIAPARABRISAS PEGADOS

Si las temperaturas han sido inferiores a cero, hay que tener en cuenta que el agua del depósito del limpiaparabrisas se habrá congelado, al igual que otros líquidos específicos.

Para ello desde Bimotor nuestra recomendación es que se usen rasquetas y algún producto anticongelante y no activar el limpiaparabrisas hasta que la escarcha o hielo haya desaparecido por completo. Además nos aseguraremos de que las escobillas no hayan quedado pegadas al cristal.

Noticias-Bimotor. Luna del coche helada

 

 

LÍQUIDOS CONGELADOS

Una vez que encendamos el motor es conveniente esperar unos minutos, para tener la garantía de que todos los líquidos han recuperado sus valores adecuados para conducir con seguridad. Algunos líquidos como el aceite o el refrigerante al someterse a bajas temperaturas se alteran volviéndose viscosos y untuosos o directamente pueden congelarse, exceptuando el líquido de frenos y el combustible.

BATERÍA DESCARGADA

A partir de los tres años de uso es conveniente hacer una revisión a la batería en el taller, en Bimotor la revisamos para evitar que surjan problemas y más con las bajas temperaturas. La batería cede parte de su capacidad y pierde potencia, llegando a dificultar el arranque. Desarrolla su tarea con mayor dificultad a partir de los cero grados, y reduce su potencia hasta la mitad a partir de los diez bajo cero.

¿Y si tu coche es eléctrico? La duración de su batería en los días más fríos puede verse reducida a la mitad debido al aumento de la fricción interna provocada por un mayor espesor del aceite de transmisión, algo que se debe tener en cuenta si no queremos quedarnos tirados.

FRENOS MENOS EFICACES

Conviene revisar los frenos. Al conducir con climatología adversa, la distancia de frenado puede ser mayor, por lo que este sistema debe estar en perfectas condiciones para conducir con frío.

LUCES

En esta época, las horas de luz natural se ven muy reducidas, por lo que todas las luces del coche deben estar en perfecto estado, por supuesto incluidos también los antiniebla, muy utilizados durante estos meses.

Noticias Bimotor. Luces antiniebla

Fuente: motor.El Pais

Los comentarios para este Post estan desactivdos.